6.3.2. Señas de identidad

Lo que os dejo a continuación está sacado de un estudio de Lucía Stecher. (Hay que “dar al César lo que es del César”, yo sólo he introducido pequeñas indicaciones)

Con la publicación de Señas de identidad en 1966, Juan Goytisolo contribuye al movimiento de ruptura con la estética del realismo social predominante en la España de los años 50. El mismo Goytisolo fue uno de los principales autores de la llamada “Generación de medio siglo”, que agrupaba a los autores de la corriente del realismo social nacidos entre 1921 y 1935 y que publicaron sus primeras obras a partir de inicios de los 50.

Con esta novela, publicada cinco años después de de Tiempo de silencio, Juan Goytisolo continúa y profundiza el camino abierto por Martín-Santos.

Tiempo de silencio, primero, y Señas de identidad, después, permiten el retorno de una noción más amplia de la literatura, menos sujeta a los condicionamientos de un compromiso político externo a la creación literaria. Con estas novelas retorna la subjetividad del narrador y se deja de concebir el lenguaje como un simple instrumento para reflejar la realidad. La experimentación lingüística, estructural y formal pasa a tener tanta importancia como la historia que se quiere narrar. (Utilización de varios puntos de vista, uso especial de signos de puntuación y mayúsculas, inclusión de documentos, frases en otros idiomas…)

Goytisolo, especialmente después de que su exilio en París en 1958 le permitiera entrar en contacto con la obra de los formalistas rusos, de la crítica estructuralista y lingüística y del Círculo lingüístico de Praga, se siente muy interesado por las nuevas técnicas narradoras. El estudio de estas obras despierta un creciente interés en Goytisolo por el signo lingüístico, el proceso mismo de escritura, las relaciones entre fábula y estructura, las tensiones entre discurso e historia.

TEMA Y ARGUMENTO DE SEÑAS DE IDENTIDAD

Señas de identidad presenta la revisión que hace de su vida Álvaro Mendiola, fotógrafo español exiliado en París, que regresa a la casa de su familia en Barcelona para recuperarse de un ataque al corazón. El despertar después del síncope sintiéndose “horro de pasado como de futuro” y “sin señas de identidad” (p. 380) lo llevan a iniciar la búsqueda de su historia en base a fotos familiares, documentos, conversaciones con amigos y recortes periodísticos. La reconstrucción del pasado personal del protagonista está íntimamente ligada, y se realiza paralelamente, a una indagación en la historia contemporánea de España, constituyéndose así la búsqueda de la identidad de Álvaro y de España en los tomas centrales de la novela (observa en este fragmento el uso del tú “autorreflexivo”):
Merced a los documentos y pruebas atesorados en las carpetas podías desempolvar de tu memoria sucesos e incidentes que tiempo atrás hubieras dado por perdidos y que rescatados del olvido por medio de aquellos permitían iluminar no sólo tu biografía sino también facetas oscuras y reveladoras de la vida en España (juntamente personales y colectivos, públicos y privados, conjugando de modo armonioso la búsqueda interior y el testimonio objetivo, la comprensión íntima de ti mismo y el desenvolvimiento de la conciencia civil en los reinos de Taifas” (p. 166).

La exploración en los distintos aspectos de la historia personal de Álvaro revela cómo a lo largo de su vida este personaje va rompiendo y cuestionando los valores que le inculcan su familia y su medio social y aquéllos por los que posteriormente opta, pero que también terminan por decepcionarlo. En el primer capítulo, la revisión de su infancia, el recuerdo del inicial fervor religioso inculcado por la Srta. Lourdes, de su seguimiento de las ideas fascistas de su tío Eulogio, así como la reconstrucción de la historia familiar previa a su nacimiento, lo llevan a concluir que su vida “no podía ser otra cosa (…) que un lento y difícil camino de ruptura y desposesión” (p. 58). La primera etapa de este camino está marcada por el cuestionamiento de la religión –usada por su familia y educadores como medio de control y represión sexual– y de la posición privilegiada de su clase social, alcanzada en base a la explotación de otros y a la práctica de una política acomodaticia e hipócrita. La sensación de soledad y la falta de asideros morales que dejan en Álvaro el rechazo de los valores familiares lo llevan a indagar en el pasado familiar para encontrar un predecesor y modelo en su camino de rebeldía. Se encuentra así con la historia del tío-abuelo Néstor, perteneciente a la rama materna de su familia, más cultivada e interesante que la paterna. El desvío de este tío-abuelo –que desafiara las normas morales y políticas de la familia– constituyen en un primer momento un estímulo a la rebeldía de Álvaro. Significativamente, este tío se suicida en la misma ciudad –Ginebra– en que Dolores, la esposa de Álvaro, aborta el hijo de ambos. En este momento central de su vida, el protagonista se da cuenta de que va por el camino inútil de su tío, “cuya rebeldía contra la sociedad española de su tiempo murió con él como morirá sin duda la tuya si no le das forma concreta y precisa si no logras encauzarla antes” (p. 358). Antes de este episodio, la imagen del tío había dejado de tener la importancia que tuviera en la adolescencia del protagonista, el cual poco a poco irá buscando figuras con las que identificarse fuera de su familia.

Un hito central en el proceso de distanciamiento de Álvaro con respecto a los valores de su medio lo constituye la amistad que traba en su niñez con Jerónimo, el peón andaluz que “despertara su sensibilidad moral” y a quien recuerda como el que “había muerto por todos y cada uno de vosotros, como sabías –con qué dolor, dios mío, y qué vergüenza– que había muerto, igualmente, por ti” (p. 52). La referencia a Jerónimo como si se tratara de un Cristo redentor evidencia la importancia que éste tiene en el proceso de ruptura.

Ahora creo que sólo os queda leer esta difícil, pero interesante novela. ¡Ánimo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s