Impresiones de una semana difícil

Todas las semanas tienen siete días, pero eso sólo es cierto en el calendario. Para la mayoría de nosotros tienen cinco y un estrambote, es decir, cinco días y un apetecible descanso de lo que podría llegar a ser más o menos “rutinario”. Para un profesor esta rutina me parece que podría ser bastante difícil de alcanzar, puesto que nuestro material de trabajo es básicamente humano y humanos somos nosotros también. Cada día está demasiado sujeto al humor de nuestros alumnos (y el nuestro), a las actividades que tenga programadas el centro, al buen tiempo que haga en la calle, al momento del año en que nos encontremos, a la presión de la llegada de los exámenes, a los enamoramientos más o menos pasajeros, a los problemas familiares, a cómo sople el viento, a la celebración de un cumpleaños, a la motivación del tema que nos toca… Me paro aquí porque mi intención era aburrir a ficticios lectores, pero no tanto. ¿Han pensado cuántas de estas variables se pueden ver mezcladas mientras una profesora de a pie, con un tono de voz normal, con ganas y paciencia (pero no infinitas) intenta explicar a las dos de la tarde de un viernes, por ejemplo, el resultado que, según Valle, se obtiene de ver reflejados los héroes clásicos en un espejo del callejón del Gato? El tema puede ser apasionante o insufrible, hasta cierto punto sé que puede depender de mí inclinar un poco la balanza en uno u otro sentido, pero no me engaño. Todo no está en mis manos. Porque algunos estarán pensando en su martes de carnaval, y otros habrán quedado el sábado por la noche, alguien habrá discutido con su mejor amigo durante el recreo, otro odiará la literatura porque de pequeño tuvo que leerse El conde Lucanor y no entendió nada, y la mayoría a estas alturas de la mañana tendrá, sobre todo, cansancio y hambre. Yo misma puedo estar agotada(como esta semana), sentir que voy envejeciendo (cuando me acabo de hacer la foto de la orla de la promoción de este curso), temer que se me acaben las ganas (cuando me afecta demasiado que un alumno me vuelva a decir que la lliteratura pa qué) , puedo haber tratado de coordinar las actividades extraescolares del centro y puedo haberme encontrado tantos problemas, de esos tan humanos de los que veníamos hablando que tal vez no me quedan fuerzas para seguir defendiendo con los dientes, lo importante que ha sido y es para nuestro teatro que Valle se planteara que no quería escribir “manso y pacato” para las niñas del abono. Y ya está, ya me desahogué, sin haber llegado a contar qué ha sido, después de todo, lo que ha hecho que esta semana me haya sentido tan cansada. (Total, sólo he tenido clases por las mañanas, cursos y reuniones todas las tardes, corrección de exámenes en los ratos libres, preparación de clases en los huecos y aclaraciones sin descanso a padres, profesores, alumnos, equipo directivo… y, claro, una vida privada a la que trato de no llegar demasiado irritada )

Anuncios

3 comentarios en “Impresiones de una semana difícil

  1. Quizás sea entrometimiento esto de escribir comentarios en una página medianamente conocida en el instituto y por eso, tengo el peligro de que, si leen esto, me linchen por ello. Pero es mi obligación como alunma de lengua que soy (y en parte provocadora del cansancio que provocamos a la profesora un viernes cualquiera a 2ª hora) que sólo tengo palabras de comprensión, ya que -y no es peloteo- cada vez que le interrumpimos para preguntarle cualquier cosa sobre el tema tratado se nos echa encima con un ánimo esperanzador que nos hace que nos metamos más en el tema (o por lo menos lo intente). Aunque a veces (muchas veces) la mayoría de la clase por no decir toda está a su bola, el incapié que hace en enseñar y transmitir algo de lo que la Generación del 27 ´nos dejó en su legado, es de agradecer y pienso que aunque pierdas la paciencia de vez en cuando, tus alumnos de segundo son buenos (o al menos lo intentan). Sólo decir que ánimo, que el blog está muy bien y que queda poco para la temida selecividad (para nosotros) y para la vacaciones (para los profes) ^^

  2. No sé si lees los comentarios (de hecho creo que éste es el primero) pero en fin…
    También algunos almunos nos ndesmoralizamos ante una clase apática o un profesor sin ganas…. Al menos algunos de nosotros…
    No es fácil estar en vuestro sitio, y a veces creo que tampoco lo es el nuestro, aunque deis tanto la vara con lo de “la mejor época de la vida” y todo lo demás…
    Te hablo en serio al decirte que es maravilloso tener a alguien que viva tanto la Literatura como tú (aunque a veces no aparezca…. Es que el despertador y yo tenemos un problema de comunicación, pero ya estamos en terapia y espero que para el tercer trimestre esté arreglado ^_^)

    Ánimo y un abrazo de una alumna de la primera fila 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s